Injerto de hueso dental en Torremolinos

paciente dental torremolinos

Debido la gravedad de algunas enfermedades a nivel dental, puedes llegar a necesitar un injerto de hueso. Acude a nosotros y estaremos encantados de ayudarte. 

Detectar la necesidad de un Injerto de hueso dental en Torremolinos

La mayoría de los casos médicos en los que se requiere este tipo de tratamiento vienen dados por la pérdida de una pieza dental. Pero esto no siempre es sinónimo de requerir un injerto de hueso. Por eso, el dentista deberá realizar exámenes médicos que le permitirán decidir si es necesario. A continuación te explicamos en qué consisten estos exámenes dentales:

Microcirugía

Injerto de hueso Torremolinos

En primer lugar está la microcirugía, que se efectúa con una serie de lupas e instrumentos dentales que permiten revisar el área afectada en profundidad. Gracias a este tipo de examen el dentista podrá desarrollar un análisis completo de tu cavidad bucal.

Odontología digital

Por otro lado, está la odontología digital, que se basa en el uso de la impresión dental 3D

De ese modo, el odontólogo podrá practicar la colocación del injerto óseo antes de hacerlo en tu boca. Así se logra reducir de forma notable el margen de error.

injerto oseo

¿Qué es un injerto de hueso?

Cuando se pierde una pieza dental, es muy probable que, con el diente, también pierdas parte del hueso sobre el que crecen los dientes. Es por ello que se necesitará colocar un injerto de hueso.

Dicho tratamiento se efectúa colocando un implante de hueso en la parte afectada. Para esto se suele emplear un material de relleno óseo. Después, se cubre con una membrana biológica para mayor protección.

Con este tratamiento se podrá colocar luego el implante de las piezas dentales y recuperar, no solo la estética de una sonrisa completa, sino también la funcionalidad completa de la mandíbula.

Tipos de injerto de hueso dental

Sobre el tratamiento de injerto óseo dental también hay que tener en cuenta que existen diversos tipos. Algunos de los más utilizados son:

Se emplea un injerto particulado cuando el hueso obtenido se extrae de forma fraccionada. Por ello también se realiza el injerto en partículas realmente pequeñas.

Como bien indica su nombre, para este tipo de injerto se utiliza una partícula grande de hueso. Se vuelve a colocar con el mismo tamaño extraído en la parte afectada.

Para finalizar, está el injerto laminado, que se emplea cuando el hueso se extrae en láminas pequeñas y finas. Es uno de los más beneficiosos porque da pie a la formación de un nuevo hueso en el tejido que se ha injertado y permite una mejor vascularización.

¿Cuándo necesitamos un injerto de hueso?

Otro factor a tener en cuenta es saber cuándo se necesitará emplear un injerto dental. Las situaciones pueden ser muy variadas, pero algunas de las más comunes son:

 

Uno de los principales motivos tiene que ver con la preservación alveolar. Cuando se pierde un diente se crea un vacío conocido como alveolo, en el que antes estaba la raíz del diente y ahora no hay nada.

Dicho alveolo puede colapsar y generar una pérdida de volumen. Es por ello que se debe colocar a tiempo el injerto.

Cuando el maxilar superior carece de masa ósea, se puede realizar una elevación del seno maxilar. Así se incrementa el volumen de hueso de la zona y el implante se sujetará mejor.

Por otro lado, si has perdido el diente por una enfermedad dental es posible que haya que recurrir a un injerto para la recuperación de toda la zona.

Para finalizar, nos encontramos con la regeneración ósea vertical y horizontal. Esto es algo que se realiza cuando se pierden varias piezas dentales, lo que hace que, en el momento de querer utilizar implantes, se realice una regeneración ósea completa.

¿Por qué se realiza un injerto de hueso dental?

No es aconsejable colocar implantes dentales sin hueso, porque hará que los mismos no se fijen y queden mal alineados, haciendo además que el paciente no pueda masticar o hablar correctamente.

Por eso se recurre  al reemplazo del hueso dental, ya que solo de esa manera se podrá contar con una base sólida, fija y bien alineada sobre la que se colocarán los implantes dentales posteriormente.

Postoperatorio injerto de hueso dental en Torremolinos

En lo que respecta al tema de la recuperación del injerto de hueso dental, no tendrás mucho de lo que preocuparte. El postoperatorio de este tratamiento dependerá del nivel de inflamación del paciente. No obstante, la hinchazón suele disminuir en dos o tres días normalmente.

El dentista te dirá qué medicación debes tomar para la inflamación y el dolor generado por el injerto. También deberás seguir una dieta blanda en los días posteriores, para evitar molestias mayores.

Además, recomendamos que se evite o limite la realización de ejercicio en los días siguientes. Aparte de esto, podrás seguir con tus actividades diarias normales.

Precios de un injerto de hueso dental en Torremolinos

Para conocer los precios de un injerto de hueso en Torremolinos, contacta con nosotros y te facilitaremos un presupuesto personalizado.