Sensibilidad dental al comer dulces

Por qué tengo sensibilidad en los dientes

Quizás en alguna ocasión te has comido un helado y al entrar en contacto con tus dientes sientes una sensación de frío, dolor, o un pinchazo en la raíz dental, y sorprendido te preguntas ¿por qué tengo sensibilidad en los dientes?

Déjame decirte, aquí, en clínica dental Torremolinos tenemos muy claro que la sensibilidad dental es muy común. Afecta a la población en general en edades comprendidas entre 18 y 40 años, y debido a que su aparición es repentina cuando comes algo frío, caliente, ácido, o cuando te cepillas muy fuerte es importante que conozcas acerca de ella para poder tratar esa desagradable sensación y evitar problemas mayores.

¿Qué es la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental o hipersensibilidad dentaria es un dolor agudo (breve) o, sensación de frío intenso en una pieza o piezas dentales en particular. El dolor puede ser leve o intenso, siendo más tolerable para algunos, mientras que para otros puede incluso afectar su calidad de vida, los alimentos que ingiere y su higiene bucal.

Causas de la sensibilidad dental

La causa de este desagradable dolor ocurre cuando el esmalte, la capa más externa del diente, se vuelve más delgada, por lo que el diente queda desprotegido y queda expuesta la dentina, que es la capa que está debajo del esmalte.

La dentina contiene unos túbulos que la conectan con el nervio del diente, por eso al estar expuesta y al entrar en contacto con alimentos o líquidos fríos, calientes, o ácidos, se produce la sensibilidad dental, es decir, la persona experimenta un dolor intenso en el diente.

A continuación, detallaremos las causas más comunes:

Sensibilidad y gingivitis

Cepillarse los dientes con demasiada fuerza

El lavarse los dientes es fundamental para mantener una buena higiene bucal, y mantener tus dientes sanos, pero si no utilizas una técnica de cepillado adecuada, o un cepillo dental con cerdas suaves, y utilizas mucha fuerza al cepillar tus dientes puedes ocasionar que el esmalte de tus dientes se vaya desgastando poco a poco.

También puedes ocasionar retracción de las encías, que deja expuesta la raíz del diente siendo súper sensible, generando de esta manera sensibilidad dental.

Consumir alimentos con ácidos

Los alimentos o bebidas muy ácidas como el limón, la naranja, la parchita, bebidas carbonatadas, o refrescos, provocan descalcificación y erosión en nuestros dientes, siendo los más dañinos, el ácido fosfórico, y el tartárico láctico. La afectación será mayor dependiendo del tiempo de ingesta y su frecuencia.

Pastas de dientes blanqueadoras

Existen numerosas presentaciones de pastas blanqueadoras que nos prometen una sonrisa deslumbrante, brillante, y encantadora, pero la realidad es que éstas pastas de dientes contienen gran cantidad de abrasivos, como el peróxido de hidrógeno, y otros abrasivos especiales que ocasionan irritación y desgaste del esmalte dentario.

Puede ser que alguna funcione, pero requieren que sean dejadas por un tiempo más prolongado del que habitualmente se lleva el cepillado de rutina. Lo que termina ocasionando sensibilidad.

Así que, si desea adquirir una de estas pastas, debes guiarte por comprar una que tenga un sello de aprobación por una institución especializada, de renombre, y confiable. Y siempre pregunta a tu odontólogo.

Rechinar los dientes

El rechinar los dientes también conocido como bruxismo, ocurre la mayoría de las veces mientras duermes, y muchas veces ni cuenta te das de esto, sin embargo, puede que despiertes con alguna molestia o tensión en la mandíbula o en algunos dientes, esto debido a la fuerza que ejerces con la mandíbula al apretar los dientes.

Esto ocasiona un desgaste progresivo de la dentadura, dañando el esmalte y eventualmente exponiendo la dentina. El bruxismo puede ser ocasionado por estrés, ansiedad, nerviosismo, por una mal oclusión dental (desalineación de los dientes) o inestabilidad oclusal.

Estas impiden que haya un adecuado encaje entre cada pieza dental, y una correcta relación entre los huesos maxilares, que termina provocando desgaste de los dientes y, por ende, sensibilidad dental.

Gingivitis

La inflamación de las encías o gingivitis también es causa de sensibilidad dental, esto es debido a la acumulación de sarro, o placa dental, derivado de una inadecuada higiene bucal. Las bacterias atacan el tejido de sostén del diente como la encía y los ligamentos periodontales.

Ahora bien, si no se toma con seriedad y se trata a tiempo puede pasar a una enfermedad grave como una periodontitis

Recesión de las encías

La recesión o retracción de las encías, tiene lugar cuando la encía se retrae por realizar un cepillado con demasiada fuerza o por enfermedad de las encías, (gingivitis). Tal como lo mencionamos anteriormente, ambas exponen la raíz del diente y la dentina.

Tratamientos para la sensibilidad dental

El tratamiento para la sensibilidad dental depende de cada caso en particular, debes reconocer muy bien que te está provocando dicha afección, es recomendable que visites a tu odontólogo, quien es el experto que puede darte un diagnóstico más certero de acuerdo a tu situación en concreto. Según sea el caso podría recomendar lo que verás a continuación.

Pasta de dientes desensibilizante

Existe una variedad de estas pastas en el mercado, que ayudan a desensibilizar y bloquear el dolor, después de varias aplicaciones irás viendo los resultados. Muchas son de venta libre, hay unas más óptimas que otras, consulta con tu dentista para que te guíe y ayude a escoger la mejor opción.

Fluoruro

El fluoruro es un compuesto formado con flúor, que ayuda a reconstruir (remineralizar) el esmalte dental debilitado, y revertir los primeros signos de caries, es absorbido por los dientes, los fortalece, reduce el dolor y los hace resistente al ácido.

Tu dentista puede aplicar este fluoruro o darte sugerencias de cómo usarlo en casa de una manera personalizada. ¡Recuerda, cada caso es individual!

Injerto de encía

El injerto de encía o injerto gingival es un procedimiento que debe ser realizado sólo por un profesional en esta área, consiste en tomar tejido gingival de otra parte de la boca y colocarlo en la zona afectada, donde ha quedado expuesta la raíz del diente, evitando así la sensibilidad.

Tratamiento de conducto radicular

Este tratamiento el dentista lo recomendará cuando el dolor es muy severo, o cuando hayas probado otros tratamientos sin tener éxito.

El tratamiento del conducto radicular consiste en eliminar el núcleo blando del diente (la pulpa enferma), generalmente de una o varias piezas afectadas, lo que termina con el dolor.

Espero que este post te haya ayudado a aclarar muchas dudas acerca de tu sensibilidad dental, si no la padeces evita los factores predisponentes y desencadenantes, que puedan originar sensibilidad en tus dientes.

Recuerda siempre visitar a tu odontólogo de manera periódica, mínimo una vez cada año, mantén una higiene adecuada y un buen cepillado dental, usa cepillos de cerdas suaves, evitas movimientos bruscos y no apliques mucha fuerza al cepillarte.

Evita el uso de pastas abrasivas, usa solo aquellas que contengan fluoruro, y si vas a tomar algún alimento acido o muy azucarado, enjuaga tu boca con agua para disminuir la acides. Si puedes usar un pito, o pitillo para evitar contacto directo con los dientes seria excelente.

Sonríe a gusto, sonríe sin dolor, y recuerda siempre cuidar tu encantadora sonrisa. ¡Que tengas Buena suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.